Image Alt
  /    /  Remedios naturales  /  Antibiótico natural

Antibiótico natural

11,00

Preparado natural elaborado con distintas plantas medicinales que actúan como un antibiótico natural.

Cantidad incluida: 5 bolsitas

Modo de empleo: decocción para tomar

- +
Categoría:

¿Qué son?

¿Qué son las plantas antibióticas?

Las plantas medicinales han sido un excelente método de curación natural utilizado en todas las épocas por diferentes poblaciones en el mundo. Poseen sustancias que son extraídas a día de hoy en la industria farmacéutica, para la elaboración de medicinas que actualmente son consumidas por los pacientes.

Consumir la planta directamente de modo natural es mucho más natural y saludable que en concentrados medicinales, por lo que se han desarrollado diferentes tratamientos con las distintas plantas medicinales según necesidades y características de cada individuo.

El abuso de antibióticos puede llegar a perjudicar el estado general de la salud del individuo, alterando la flora bacteriana y favoreciendo la anulación de las defensas naturales del cuerpo; de ahí los beneficios de consumir antibióticos naturales. Estas plantas ayudan a fortalecer el sistema inmune y actúan como remedios caseros para muchas enfermedades comunes.

Contraindicaciones

Contraindicaciones de este preparado:

NO recomendado en personas que padezcan algún tipo de enfermedad sujeta a tratamiento médico, que tomen SINTROM o que estén embarazadas. Consultar con su especialista.

Modo de empleo

Icono modo de preparación decocción para tomar

Decocción para tomar.

Abrir todas las bolsitas y mezclar bien todas las hierbas. En un recipiente al fuego con 3 tazones de agua (vaso de 250 ml.) verter 3 cucharadas soperas de la mezcla y hervir durante 10 minutos. Retirar del fuego y dejar reposar durante 20 minutos. Colar y tomar un vaso por la mañana, otro a mediodía y otro por la noche. Se puede tomar del tiempo o, preferentemente, caliente. Si siente la necesidad de endulzar la toma, se recomiendan edulcorantes naturales: estevia, miel, panela o azúcar integral de caña.

Otras soluciones

¿Cuál es el antibiótico natural más fuerte?

Es importante remarcar que debe de hacerse uso de los antibióticos siempre que el médico lo recomiende, puesto que los remedios naturales a pesar de ser de mucha utilidad, NO sustituyen a los convencionales a la hora de tratar posibles afecciones.

La naturaleza ofrece una gran variedad de plantas que pueden ayudar a aliviar síntomas y enfermedades, combatir bacterias, e incluso, curar infecciones leves.

Entre los mejores antibióticos naturales se encuentran:

  • Propóleo: es uno de los mejores antibióticos naturales, caracterizado por su alto contenido en bioflavonoides, aceites  esenciales, oligoelementos y vitaminas.
  • Ajo: es el mejor bactericida y antiviral que existe, es un antibiótico natural muy potente que viene siendo utilizado desde la antigüedad que a diferencia de los antibióticos comerciales, acaba con las infecciones sin importar su origen, ya sean bacterianas, virales o de hongos. El ajo puede consumirse como aplicarse sobre la piel para aprovechar todos sus beneficios.
  • Equinácea: planta medicinal que fortalece de manera notable el sistema inmunitario, combatiendo los virus y bacterias. Puede administrarse de varias maneras diferentes, siendo la infusión la más habitual. Su consumo está recomendado para momentos puntuales y no para largas temporadas.
  • Jengibre: ideal para combatir las infecciones bacterianas, sobre todo las infecciones respiratorias y periodontales
  • Cebolla: después del ajo, es uno de los más importantes antibióticos naturales que existen, con excelentes propiedades tanto para prevenir como para cualquier infección de las vías respiratorias y parásitos intestinales. Una de sus cualidades mejor apreciadas es que favorece la eliminación natural de toxinas gracias a su alto contenido en azufre.
  • Miel de abeja: posee grandes propiedades nutricionales, las cuales son muy beneficiosas para el estado general de la salud. Es uno de los mejores antibióticos para prevenir una gran selección de enfermedades, como la gripe o el resfriado. Se recomienda consumir cada día en pequeñas cantidades.
  • Aceite esencial de orégano: es uno de los mejores aceites esenciales, útil para combatir virus, bacterias, hongos y diferentes tipos de parásitos. Puede  tanto consumirse como aplicarse de forma tópica. En el segundo caso, se aconseja consumir una gota de este tipo de aceite esencial dos veces al día, por la mañana y por la noche.
  • Enebro: se utiliza para combatir las bacterias, y catarro. Favorece la expulsión de los gases de tubo digestivo y disminuye las flatulencias y cólicos. No es aconsejable utilizar durante el embarazo, si se padece alguna enfermedad renal aguda o con inflamación gástrica.
  • Melisa: contiene una gran cantidad de timol, con propiedades antibacterianas. es muy utilizada para tratar el virus del herpes simple (infusión) y candidiasis (aceite esencial).
  • Drosera: actúa contra una gran cantidad de virus y bacterias. Es utilizada para tratar infecciones respiratorias (gripes y resfriados) y también para la diarrea.
  • Ulmaria: es conocida por sus efectos antibióticos. El extracto de ulmaria es utilizada en la eliminación de las bacterias que provocan infecciones urinarias o intoxicaciones alimentarias. En algunas tiendas naturistas pueden conseguirse las hojas o flores para ser consumidas en infusiones.
  • Tomillo: además de ser utilizada para dar sabor a las comidas posee excelentes propiedades antivirales. Es un antibacteriano por excelencia, y es utilizado para desinfectar y cicatrizar heridas.
  • Romero: además de ser una de las hierbas aromáticas utilizadas en las comidas, posee excelentes principios antivíricos y antibacterianos. Tomado en infusión combate los gérmenes y trata enfermedades intestinales o respiratorias e impide la reproducción de patógenos.
  • Salvia: antibiótico natural utilizado para tratar afecciones respiratorias (gripe, dolor de garganta).
  • Tila: además de ayudar a calmar los nervios es un potente antiviral, antibacteriano capaz de inhibir el crecimiento de los virus y bacterias.

Para obtener los máximos beneficios de un antibiótico natural casero en primer lugar es necesario que los ingredientes sean de la máxima calidad.

Los 3 grandes alimentos naturales que luchan de manera eficaz contra las infecciones son: ajo, miel y jengibre.

 

Cómo eliminar la infección de forma natural

Luchar contra las infecciones mediante remedios naturales puede resultar tan efectivo como los químicos y además presentan menos efectos secundarios, por lo que pueden ser incluidos en toda dieta para prevenir infecciones y enfermedades.   

Para aumentar las defensas se precisa de una buena y adecuada alimentaciónSi las medidas preventivas son imprescindibles, también puede suceder que las personas enfermas necesiten de algún tratamiento para revertir la situación. Es entonces cuando entran en acción los antibióticos naturales, los remedios que no adquirimos en una farmacia sino que los podemos encontrar en casa o en la naturaleza, los cuales además de reducir las infecciones:  

  • No tienen efectos secundarios 
  • Respetan los microorganismos beneficiosos que habitan en el organismo 
  • En la mayoría de los casos no causan síntomas por consumirlos en exceso 
  • Son fáciles y asequibles de conseguir 

Para más información o ante cualquier duda, contacte con nosotros mediante los distintos canales habilitados. 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Antibiótico natural”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

v

Preparados de hierbas 100% naturales.
No tienes permiso para registrarte. Contacta con el administrador de la página para saber más.

Reset Password